Engranajes Steampunk

Los engranajes y llaves son, sin lugar a dudas, el símbolo por antonomasia del movimiento steampunk. Brotaron del interior de relojes y máquinas, y tomaron el mundo por asalto. Están presentes tanto en prendas de ropa como en objetos de decoración. Pero eso tú ya lo sabes.

¿A qué esperas para empezar a crear tus propios diseños? Aquí puedes comprar los mejores engranajes y llaves a precios alucinantes. Y para que no te quedes sin ideas, nosotros te sugerimos unas cuantas a continuación.

¿Y qué puedo hacer yo con un montón de engranajes y llaves?

Puedes hacer muchísimas cosas. Una de los puntos más positivos del estilo steampunk es el gran valor que se otorga a la creatividad. Personalizar su ropa, sus complementos o su casa, para los auténticos steampunkers puede resultar más divertido aún que utilizarlos. Siempre originales, siempre únicos. Tan sólo hay que dedicar algo de tiempo y mucha ilusión. El resultado te llenará de orgullo, palabra.

La decisión más difícil que tendrás que tomar, probablemente, será elegir entre la inmensa variedad de engranajes y llaves que tienes disponibles. Desde el tamaño más pequeño (adecuado para elaborar tus complementos) hasta el más grande (ideal para combinar en adornos de pared), te resultará muy sencillo encontrar el que mejor se adapte a tu proyecto.

En lo que atañe a los colores tienes una amplia gama a tu disposición: desde los clásicos bronce, latón o cobre, pasando por el color plata, el oro y, por supuesto, el negro. Elige los engranajes con el acabado nuevo o envejecido, dependiendo de lo que vayas a hacer en cada ocasión.

Seguro que, después de ver las imágenes de arriba, las ideas desbordan tu cabeza, pero de todas formas déjanos hacerte algunas sugerencias.

Adorna tu ropa

Puedes coser engranajes y llaves prácticamente en cualquier prenda de ropa: faldas, pantalones, chalecos, corsets, cinturones, botas, sombreros… Todos ellos tendrán un marcado aspecto steampunk en cuanto les añadas estos pequeños detalles.

Si la costura no es lo tuyo y la ropa no es nueva, siempre puedes recurrir a algún tipo de pegamento. En algunas prendas, como las gafas, ésta puede ser la única opción. Eso sí, ten en cuenta que es irreversible.

Crea tu propia bisutería

Mezcla pequeños engranajes y trocitos de cadena para elaborar tus pendientes (si los haces asimétricos también te quedarán muy bien), o simplemente utiliza dos pequeñas llaves. Una llave algo mayor será un precioso colgante. También puedes hacer una bonita pulsera o un collar engarzando cadenas y diferentes tipos de engranajes.

Recuerda que el espíritu del steampunk radica en la mezcla de la elegancia victoriana con la tecnología de la época. Es decir, no temas mezclar elementos dispares. Para tu colgante con llave utiliza un cordón de seda o una cinta de raso en lugar de la clásica cadena. Tu pulsera quedará estupenda si coses o pegas tus engranajes a una cinta de terciopelo. Una gargantilla de encaje con pequeñas piezas colgando quedará de lo más sexy.

Decora tu casa

Crea tus propios cuadros: sobre una base de yute o de cuero (también vale el escay, que da el pego y es más barato) combina engranajes metálicos de tamaño mediano y después enmarca el resultado. Si quieres hacer una gran composición para la pared, puedes optar por los falsos engranajes hechos de madera. Son mucho más ligeros que los metálicos así que no cargarás demasiado peso en tu pared, pero el acabado de la pintura les da un aspecto muy real.

Con los engranajes más pequeños puedes adornar unas cajitas de madera de diferentes tamaños para colocar sobre un mueble. También son estupendos para decorar estanterías. O simplemente introduce un puñado en un antiguo frasco de vidrio.

Haz una pequeña repisa con un trozo de madera desgastada y en la parte inferior ponle un montón de ganchos, para colgar de ellos tus llaves de bronce. En resumen: ¡diviértete!

error: Alert: Content is protected !!